Lavandula officinalis

Vamos a ver en este artículo todo lo referente a la lavanda o espliego, planta conocida científicamente como lavandula officinalis.

Creo que hay pocas cosas que relajan y refrescan tanto como la lavanda. Esta planta es un placer para el sentido de la vista y el olfato y no soy el único que lo digo, el resultado de la investigación de la Universidad japonesa de Kagoshima también lo dice: basta con oler un ramo de lavanda para reducir la ansiedad, el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Pero no se necesita una investigación universitaria para entender los beneficios de esta planta, pues la hemos usado desde muy antiguo.

Dependiendo de la zona donde te encuentres también se la conoce mucho como espliego, cantueso, tomillo borriquero o alhucema.

Vamos a al espliego más de cerca, es una pena que no pueda hacerte olerla con mis palabras.

Historia de la lavandula officinalis

El nombre “lavanda” nos viene del gerundio latino del verbo “lavare” (lavandus, lavanda, lavandum = “que debe ser lavada”). Hace referencia al hecho de que esta planta fue utilizada en la antigüedad (especialmente en la Edad Media) para limpiar y perfumar el cuerpo. En la actualidad con las flores de lavanda se rellenan bolsas de tela para aromatizar armarios y cajones.

La planta de lavanda se usó popularmente para curar las mordeduras de serpiente. Según la tradición, esta planta tiene efectos milagrosos contra estas mordeduras después de dejarla macerar en agua y frotarla sobre las heridas.

Sin embargo, se pensaba también que dentro de los arbustos de lavanda, las serpientes hacían sus nidos.

Por esta razón se le atribuyó a la planta el significado de la desconfianza. Pues para tratar una herida causada por la mordedura de una serpiente, había que acercarse con mucha precaución a la misma planta que actuaba como antídoto.

Además, alrededor de los arbustos de esta planta siempre hay muchas abejas y abejorros atraídos por el intenso olor, a los que hay que prestar atención al acercarse.

Para otras fuentes, regalar esta flor significa “tu memoria es mi único recuerdo”.

Descripción de la lavandula officinalis

La lavanda es una planta perenne, que puede alcanzar una altura de uno o dos metros, dependiendo de la especie.

Tiene raíces leñosas, los tallos viejos también son leñosos además de erguidos y ramificados.

cuidados lavanda
Detalle del tallo leñoso de la planta lavanda.

Sus hojas están dispuestas a lo largo del tallo de forma opuesta y tienen un color verdoso.

hojas lavandula officinalis
Detalle de las hojas de la planta espliego.

La verdadera belleza son las flores azules, violetas o lilas, reunidas en espigas pedunculadas cilíndricas y que desprenden un olor embriagador que el viento puede transportar en la distancia.

En cada jardín, en cada terraza, se debe cultivar una planta de lavanda, porque aporta muchas ventajas: huele, decora, atrae a las abejas para la polinización (otros portadores de bienestar se pueden utilizar en la cocina, en los armarios como fragancia para la ropa, aleja a los mosquitos y, sobre todo, mejora el estado de ánimo.

lavanda flor
Imagen de la bonita y fragante flor de la lavanda.

Su color muy característico entre el azul y el lila y su aroma, la convierten en una de las plantas más bellas con las que se puede decorar la terraza o el jardín de la casa. ¿Pero sabes que también tiene importantes propiedades curativas?

Clasificación botánica del espliego

La lavanda, de nombre científico Lavandula, es un género de plantas que pertenece a la familia de las Lamiaceae, como por ejemplo su primo thymus.

Se caracterizan por ser pequeñas plantas herbáceas y perennes anuales con una típica inflorescencia en forma de espiga.

La lavandula incluye un gran número de especies. Considerando sólo la zona euromediterránea, se conocen unas 22 especies. Veamos a continuación las más destacadas:

Lavandula latifolia

Esta especie también es conocida por el nombre científico Lavandula spica. Su altura varía de 30 a 80 cm y su ciclo biológico es anual y perenne.

Lavandula stoechas

Esta especie mide entre 40 y 60 cm de altura, aunque en raras ocasiones puede superar el metro. Crece principalmente en suelos silíceos, porque a diferencia de las otras especies, necesita un suelo más ácido.

Lavandula angustifolia


Esta especie puede alcanzar una altura máxima de un metro. Comparado con las otras especies, tiene las hojas de un verde más intenso. Las flores pueden ser lilas, rojas, blancas o azules. Se utiliza en jardinería para la composición de los setos.

Lavandula dentata

Esta especie rara vez crece en estado silvestre, ya que se utiliza principalmente en perfumería, en la producción de aceites esenciales. Tiene una base ramificada y lignificada, se caracteriza por hojas verdes aterciopeladas con bordes dentados en la página superior y grisáceas en la inferior. La altura máxima que puede alcanzar es de 60 cm.

Lavandula multifida

Esta especie tiene un tallo gris y lanudo. Posee predilección por lugares arenosos y pedregosos, de poca altitud, cercanos al mar.

Es una lavanda que podríamos clasificar como africana, aunque habita también en la península ibérica, la italiana y algunas islas mediterráneas.

lavanda en maceta
Detalle de las flores de la planta cantueso.

Hábitat, cultivo y propagación de la lavandula officinalis

Cultivar lavanda en tu casa tiene muchas ventajas, además de ser un placer. Veamos los puntos más importantes que favorecen su cultivo.

Consejos para el cultivo de la lavanda

La lavanda es una planta rústica, necesita una constante circulación de aire y por lo tanto debe ser plantada a una distancia adecuada de otras plantas. Al mismo tiempo, debe ser protegida del viento y el frío excesivos. Por lo tanto, es habitual colocarlas junto vallas, pozos o al resguardo de una casa.

Cultivo en macetas de lavandula officinalis

La lavanda también se puede cultivar fácilmente en macetas, donde puede alcanzar una altura de hasta un metro.

Debemos elegir par la maceta con la lavanda una posición soleada. Si el clima en invierno es demasiado duro, la maceta debe ser trasladada a un lugar cubierto, pero siempre cerca de una fuente de luz, como una ventana.

Para el cultivo en maceta, se considera que la Lavandula angustifolia es la variedad más adecuada.

En el cultivo en maceta se puede elegir entre plantar esquejes o sembrar semillas. Es más habitual propagar mediante esquejes, ya que así su desarrollo en más precoz. En ambos casos, hay algunas precauciones esenciales que deben tomarse:

En primer lugar, hay que elegir una maceta bastante alta y ancha. Coloca una capa de bolas de arcilla expandida, grava o fragmentos en el fondo para facilitar el drenaje.

El sustrato ideal no es muy compacto y de textura media. Debe ser rico en materia orgánica y siempre debe poseer buen drenaje.

La lavanda puede trasplantarse anualmente y por lo general la operación de replantación se lleva a cabo en primavera, eligiendo, normalmente, recipientes de mayor diámetro. Durante las operaciones de trasiego, también hay que cambiar la tierra, que debe estar siempre fresca y drenada.

cuidados planta lavanda
Detalle de los tallos de la lavanda.

Cultivo de lavanda al aire libre

La lavandula officinalis puede transformar tu jardín pero requiere espacio para crecer, así que si decides empezar a cultivarla en tu jardín, dale el espacio adecuado entre una planta y otra.

El lugar perfecto en el jardín para la lavanda, es el más soleado y ventilado. No debe ser un sitio húmedo y debes posicionarla alejada de otras plantas que puedan limitar su desarrollo.

Para cultivar la lavanda se puede empezar introduciendo una rama de la planta de unos diez centímetros de largo en un agujero enriquecido con tierra y arena y con fertilizantes en polvo u orgánicos.

Se recomienda hacerle un corte oblicuo a la ramita con un cuchillo afilado, las tijeras es mejor no usarlas, ya que aplastan el tallo.

Temperatura adecuada para el cultivo de lavanda

La lavanda es una planta mediterránea y, por lo tanto, se desarrolla en entornos caracterizados por las altas temperaturas y el clima seco. De ahí la fácil difusión en la cuenca del Mediterráneo, desde el norte de África hasta Asia, desde la Península Arábiga hasta la India.

Luz adecuada para el correcto desarrollo de la lavandula officinalis

Al espliego le encanta que el sol fuerte, así que ponla en un lugar con mucha luz.

Tipo de sustrato para la lavanda

El suelo ideal para el cultivo de la lavanda es arcilloso y calcáreo, pero la planta también es adecuada para suelos alcalinos.

¿Cuándo debo regar el espliego?

El riego debe ser regular pero no excesivo, es absolutamente necesario evitar la creación de estancamientos de agua que podrían causar la putrefacción de las raíces de la planta. Para facilitar el drenaje de la lavandula officinalis, el suelo debe mezclarse con materia orgánica.

cultivo lavandula officinalis
Detalle de las espigas florales de la lavandula.

¿Cómo se multiplica la lavanda?

Puedes elegir cultivar lavanda a partir de semillas o esquejes. En el primer caso, el período de siembra es el otoño en las zonas de clima templado y el inicio de la primavera en las más frías. La reproducción por semillas es un poco delicada. Para facilitar la germinación, las semillas de lavanda deben ser remojadas durante 6-8 días, y luego sembradas en tierra blanda.

Por lo general, los brotes comenzarán a brotar de una a cuatro semanas después de la siembra, pero los tiempos de germinación varían según la especie. Es preferible plantar las semillas en una maceta, manteniendo la tierra húmeda en la superficie y colocando la maceta en un lugar con luz, pero no demasiado soleado.

Cuando los brotes hayan crecido lo suficiente, puedes cavar un agujero unos centímetros más profundo que las raíces de la planta en el jardín y colocar la plántula.

El esqueje es la forma más práctica de proceder con el cultivo de espliego. La longitud de los tallos de los esquejes debe ser de al menos 10 cm. Los tallos deben estar enraizados en una mezcla de turba y tierra fértil. Cuando los esquejes desarrollen sus primeras raíces y se generen los primeros brotes nuevos, la planta de lavanda será transferida a su lugar definitivo.

¿Qué fertilizante o abonos necesita la lavandula officinalis?

El abonado de esta planta se realiza durante la primavera, cuando el cantueso comienza a crecer de nuevo, y al final del verano, después de la cosecha de las flores.

¿Cómo se poda la lavanda?

La lavandula officinalis se poda cada año, inmediatamente después de la floración. Se trata de una operación delicada que se realiza sólo unos pocos años después de la primera plantación, generalmente a partir del tercer año de vida.

La poda es necesaria para definir la forma de la planta y para asegurar que la planta sea siempre exuberante. O para hacer la combinación que desees con otras plantas.

Otros consejos para el cuidado del espliego

Para proteger a la lavanda del clima frío y evitar que se hiele la raíz, puedes cubrir el suelo con mantillo natural que también ayudará a limitar la presencia de malas hierbas.

La lavanda debe regarse cuando el suelo esté seco dirigiendo el agua hacia la base de la planta.

Plagas, enfermedades y otras adversidades

La lavandula officinalis es una planta bastante rústica y no sufre de ataques particulares de insectos parásitos. Sin embargo, no es inmune a los virus y las enfermedades criptogámicas.

Entre los más comunes se encuentra el virus del mosaico de la alfalfa (Amv), que puede comprometer el desarrollo de la planta y causar la aparición de manchas amarillas en las hojas, que posteriormente evolucionan hasta la necrosis.

Entre los hongos que pueden golpear la lavanda se encuentran la Septoria, la Rosellinia, la Armillaria y la Phytophtora cuya presencia es detectable por las manchas y el amarillamiento de las hojas.

planta lavanda
Detalle de unas plantas de lavanda

Propiedades y usos de la lavandula officinalis

La lavanda posee propiedades analgésicas, antisépticas y antibióticas. De esta planta se obtiene un aceite esencial útil en caso de ansiedad, insomnio y para combatir la gripe, los resfriados y la tos.

El aceite esencial de lavanda también es capaz de aliviar el dolor muscular, tiene una acción diurética y propiedades curativas.

Atención: Las aplicaciones farmacéuticas se indican sólo a título informativo. Deben ser recomendados y prescritos por un médico.


Usos de las flores de la lavanda

La lavandula officinalis tiene una floración abundante que explota en el período de junio a julio. Las flores de lavanda son muy vistosas y perfumadas.

Las flores secas de espliego pueden ser usadas para varios propósitos, algunos de ellos incluso en el hogar.

Aromatización de habitaciones y ropa de cama

Preparación de una infusión con poder sedante, calmante y antiespasmódico.

Extracción de un aceite esencial fragante utilizado en varios campos de la cosmética, la perfumería y la aromaterapia.

lavandula officinalis seca
Detalle de unas espigas florales secas de lavanda.

Si te han gustado mis palabras sobre la lavanda quizás estés interesado en:

El Prunus Avium

Beneficios del cerezo o prunus avium y sus sabrosas y delicadas frutas las cerezas.

El Prunus Dulcis

La Almendra del Prunus dulcis, uno de los frutos secos más saludables y sabrosos.

El rosal

Las rosas rojas al igual que las amarillas, blancas y de otros tonos, son las flores del rosal y están…

Por favor, Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

error: Content is protected !!