Ginkgo biloba el árbol

El Ginkgo biloba un árbol que además de sus muchas propiedades, también tiene una cierta importancia histórica y cultural. Ya que es el único superviviente de la familia de las Ginkgoaceae, de todo el orden de los Ginkgoales y dentro de la división Ginkgophyta.

Es una planta originaria de China como por ejemplo el kiwi y muy a menudo se le conoce simplemente como “ginko“.

Historia del Ginkgo biloba

Su denominación oficial es también una carta del “tarot”, pero su nombre probablemente deriva de un error de transcripción cometido por el botánico alemán Engelbert Kaempfer. El cual que se topó con el japonés ginkyō (ぎんきょう?) del chino 銀杏 “yin-kuo” (銀, yín “plata” y 杏, xìng “albaricoque”; 銀杏T, yínxìngP, “albaricoque de plata”).

Un boca a boca lingüístico que hoy nos lleva al ginkgo biloba. Biloba proviene del latín “bis y lobus“, que hace referencia a la división de sus hojas en “dos lóbulos“, en forma de abanico.

Es una planta que adorna asombrosamente cualquier jardín, sobre todo en otoño, cuando caen sus hojas flotando como en un éxtasis amarillo.

No soy el único al que le gusta este árbol que es incluso el símbolo de la ciudad de Tokio. Y conmigo, además de a millones de japoneses, llama también la atención al poeta J. W. von Goethe (1749-1832).

árbol ginkgo biloba
Gran árbol Ginkgo con las hojas amarillas.

En esta época era una especie casi desconocida en Europa. Goethe escribe un poema a Marianne von Willemer, a la que le unía una “atracción intelectual”, pues ambos tenían cónyuges.

Aunque no se conocen todos los detalles de su amistad, se sabe que era mutua y aún se conserva su poema de puño y letra, con una hoja de ginkgo incrustada. Lo describe con estos versos, que al ser traducción al castellano, pierden parte de su encanto, pero no todo su significado:

Las hojas de este árbol, que del Oriente
a mi jardín venido, lo adorna ahora,
un arcano sentido tienen, que al sabio
de reflexión le brindan materia obvia.

¿Será este árbol extraño algún ser vivo
que un día en dos mitades se dividiera?
¿O dos seres que tanto se comprendieron,
que fundirse en un solo ser decidieran?

La clave de este enigma tan inquietante
Yo dentro de mí mismo creo haberla hallado:
¿no adivinas tú mismo, por mis canciones,
que soy sencillo y doble como este árbol?

Descripción del árbol Ginkgo biloba

Descendiente de una familia extinguida y nacido en el Pérmico hace más de 250 millones de años, el ginkgo biloba es considerado con razón un fósil viviente. Probablemente se trata de la especie viviente, que más tiempo ha perdurado sobre la faz de la tierra.

Esta planta arbórea alcanza con el tiempo y buenas condiciones los 30-40 metros de altura. Muestra un follaje bastante amplio, con forma piramidal en las plantas jóvenes y ovalado en los ejemplares más viejos.

La madera del ginkgo biloba es amarilla, la corteza es lisa y de color plateado, que se va tornando a gris-marrón, marrón oscuro con el paso de los años.

Las hojas son la parte más hermosa y llamativa de este árbol. No son grandes, de 5-8 cm, con forma de abanico y de color verde claro, que en otoño se vuelve de un amarillo brillante muy decorativo y grácil.

hojas ginkgo
Detalle de las hojas del árbol ginkgo biloba.

Esta planta secular no tiene flores reales y apropiadas como las entendemos habitualmente. Posee unas estructuras que se llaman conos que por homología, son lo más parecido a las flores. Pero lo mejor es que nos concentremos en las hojas, que son más atractivas estéticamente hablando.

Cultivo del árbol Ginkgo biloba

Si digo que el ginkgo biloba es una especie heliófila, me refiero a que prefiere ubicarse en posiciones soleadas y dentro de un clima fresco. Es un árbol valiente para enfrentarse al frío, pues puede soportar temperaturas, de hasta -35 °C.

En términos de suelo no es pretencioso, aunque prefiere mejor en los sustratos ácidos y no demasiado compactos.

Hasta ahora he omitido hablar sobre las semillas de esta planta, por que tienen un olor bastante desagradable. Razón por la cual normalmente tratamos de elegir ejemplares masculinos, para evitar tener su aroma en la nariz todo el día. Aunque esta cuestión no es fácil de discernir, pues el sexo es apenas reconocible a la vista, sobre todo en los ejemplares jóvenes.

Bonsáis de Ginkgo biloba

Muy común, e igualmente apreciados por su estética, son también los bonsáis de ginkgo biloba, que se adoptan cuando son pequeños para cambiar fácilmente el curso de sus ramas.

bonsai ginkgo biloba
Imagen de un bonsái ginkgo.

El cultivo del bonsái de ginkgo biloba no es muy difícil. Las hojas son bastante grandes y toda la planta tiende a desarrollarse lentamente, así que tan pronto como haya 5 o 6 hojas por rama hay que proceder a la cobertura del suelo.

Entre los bonsáis sigue siendo uno de los más antiguos. Está bien incluso si se mantiene al aire libre, en un lugar soleado. Excepto en verano, cuando es mejor posicionarlo semisombra.

El bonsái del ginkgo biloba alcanza un tamaño considerable y suele crecer en macetas medianamente grandes y profundas, aunque se replanta casi todos los años.

Los frutos del Ginkgo biloba

Siendo una planta de la familia de las Gimnospermas, el ginkgo biloba tiene semillas que parecen frutos.

Hay confusión entre los no expertos que ven estas estructuras en forma de albaricoque cubiertas por una cáscara carnosa producida por especímenes femeninos y piensan en las frutas. Pero son semillas de 1,5-2 cm de largo, de color amarillo y con ese desagradable olor del que ya te he hablado.

fruto del ginkgo
Imagen de los frutos del ginkgo biloba.

La fecundación del ginkgo biloba tiene a principios de otoño, la floración es en primavera y entre la polinización y la fecundación, transcurren algunos meses.

Propiedades y beneficios del árbol Ginkgo biloba

El Ginkgo biloba nos aporta propiedades y beneficios medicinales, gastronómicos y ornamentales. Veámoslos más en detalle:

Propiedades ornamentales del Ginkgo biloba

El ginkgo se usa como elemento para crear tapias cortavientos o más simplemente como planta ornamental en parques, avenidas y jardines.

El ginkgo biloba, aunque provenga de China, también está bastante presente en muchos lugares de recreo de España y Europa. Esto también se debe a que muestra una notable resistencia a los agentes contaminantes.

Además de en nuestro continente, esta planta se cultiva ahora industrialmente en Japón, Corea y Estados Unidos y luego se utilizan sus hojas como medicina.

También la madera de ginkgo, amarillenta tiene sus aplicaciones, aunque es frágil y de baja calidad. Con ella se fabrican muebles o se convierte en objeto de trabajos de torneado y tallado.

Propiedades culinarias del Ginkgo biloba

Las semillas, sólo la parte interior de la cobertura leñosa, se comen y se venden como “Nueces Blancas” en algunos países asiáticos.

En Japón, se añaden a muchos platos, por ejemplo, el “chawanmushi” y se utilizan como guarnición.

Propiedades terapéuticas del Ginkgo

Desde el punto de vista médico y farmacéutico, es mejor ser prudente, tanto con el árbol ginkgo biloba como con todas las plantas. Pues como suele ocurrir en estos casos, hay algunas hipótesis que no gozan de la aprobación unánime de la comunidad científica.

Una teoría está, por ejemplo, relacionada con la función cerebrovascular y los trastornos de la memoria. Esta hipótesis nos indica que el ginkgo biloba podría ser una ayuda contra la enfermedad de Alzheimer.

Las hojas contienen terpenos, polifenoles y varios flavonoides, que para quienes toman anticoagulantes pueden ser peligrosos. Estas personas es mejor que se limiten a disfrutar de las propiedades estéticas de las amarillentas hojas del ginkgo, cuando caen en el otoño.

Tampoco se recomienda asociar el ginkgo biloba con el ajo u otros productos del sauce: la mezcla podría aumentar el riesgo de gastrolesis.

Otros presuntos efectos sobre la salud son la acción reguladora sobre la circulación y la de la oposición a los radicales libres. Si así fuera, tendríamos una ayuda contra el estrés físico y mental. Los gingkolidos reducirían los ataques cardíacos causados por la oclusión vasal, mientras que la bilobalida protegería contra el daño isquémico.

Pasando a un campo más suave e ingenuo, también encontramos al ginkgo biloba en productos cosméticos, para ser usado untado en la piel, para restaurar el correcto balance de lípidos. Es excelente si la epidermis está seca o muestra grietas, en invierno por ejemplo.

arbolito ginko biloba
Pequeño árbol de ginkgo biloba.

Antiguas creencias medicinales sobre el ginkgo biloba

Retrocediendo en el tiempo, en el primer herbario chino importante, el ginkgo biloba se describió como una sustancia beneficiosa para el corazón y los pulmones, también se sugirió para tratar el asma, los sabañones y la hinchazón causada por el frío.

Además de los antiguos chinos y japoneses, los curanderos indios ayurvédicos también asociaron al árbol ginkgo biloba con la longevidad, usándolo como ingrediente del “soma“, el elixir de la vida.

Pastillas de Ginkgo

En caso de duda, creamos o no en la antigua sabiduría de los monjes y los ayurvédicos, podemos probar las pastillas de Ginkgo biloba 100% natural.

Este tipo de comprimidos son fácilmente accesibles en nuestra farmacia habitual, donde podremos informarnos debidamente de sus propiedades y contraindicaciones.

Té verde de Ginkgo

Para los que desconfían de las pastillas, una opción más suave es este té verde de ginkgo biloba siempre todo natural.

Si no dispones del árbol ginkgo biloba en casa, muchos establecimientos comerciales las tendrán a tu disposición. Además, seguramente estén encantados de mostrarte sus bondades e inducir su compra.


Si te ha gustado el post sobre el árbol Ginkgo biloba, quizás estés interesado en:

Foeniculum vulgare

Las propiedades de la planta conocida como Hinojo.

El Rosal

Los beneficios de la planta que engendra a la reina de las flores.

Solanum Lycopersicum

Las virtudes de la especie conocida vulgarmente por todos como Tomate.

Por favor, Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

error: Content is protected !!