La Malva sylvestris

La Malva común es conocida científicamente como Malva sylvestris. Es una especie del género Malva perteneciente a la familia Malvaceae.

Cuando hablamos de plantas medicinales, es prácticamente imposible no pensar en la Malva sylvestris. Una especie cultivada desde la antigüedad, por sus extraordinarias propiedades curativas.

En el lenguaje de las flores, la malva es el símbolo de la fuerza de las jóvenes madres y del amor maternal.

Echemos un vistazo más de cerca a esta magnífica planta:

Descripción de la Malva común

La Malva sylvestris, también llamada Malva silvestre, es una planta herbácea bienal y si el clima le acompaña perenne.

Tiene ciertas características arbustivas y es originaria de Europa y Asia.

Está muy extendida en diversas regiones mediterráneas y montañosas europeas. En estos lugares, crece de forma silvestre en campos, prados o en bordes de caminos.

Podemos ver prosperar a la planta malva, desde el nivel del mar hasta los 1300 metros de altura.

Tiene un robusto tallo vertical cubierto de vello, cuya altura va de 30 centímetros a un metro. Se sustenta gracias a una sólida raíz primaria.

vello hoja malva
Detalle de la pubescencia de los peciolos de la malva común.

Las hojas de la malva sylvestris tienen un largo peciolo, con 5 a 7 lóbulos, bordes dentados y como el tallo, son pilosas.

Las flores de Malva sylvestris están situadas en la axila de la hoja, tienen 5 pétalos bilobulados y son de color rosa con tendencia al púrpura o mejor, malva y tienen venas púrpuras más oscuras.

La Malva sylvestris es “heliotropa“, es decir, sus flores se mueven siguiendo los movimientos del sol, al igual que el girasol.

flor malva sylvestris
Imagen de la flor y las hojas de la malva común.

¿Cuál es la historia de la malva sylvestris?


Las virtudes y propiedades de la malva han sido conocidas y apreciadas desde la antigüedad.

La Malva sylvestris ya se usaba por sus propiedades beneficiosas en la época de los griegos y romanos.

De hecho, su nombre deriva de la palabra latina “malva-ae”, que significa, que es “capaz de suavizar“.

Los griegos, en cambio, lo llamaron malachè, que significa “ablandamiento”.

Para los pitagóricos la malva era considerada una planta sagrada. Tan real es esta afirmación, que el famoso filósofo y matemático griego Pitágoras escribió sobre las propiedades de esta planta:

 "Siembra malva, pero no la comas; 
es un bien tan precioso, 
 que no debemos usarlo egoístamente para nuestro beneficio,
 si no que debemos reservarlo para nuestro prójimo".

Hipócrates lo recomendó por sus propiedades emolientes y laxantes, pero también fue muy utilizada como alimento por los pobres, de hecho es excelente en sopas o hervida y sazonada con aceite y sal.

En la Edad Media la malva común se usaba en las pociones de amor, como sedante contra los afrodisíacos.

Desde 1500 esta planta ha sido también denominada como “omnimorbia“. Es decir, se considera un remedio para todos los males y todavía hoy es una de las plantas medicinales más difundidas y vendidas en las herboristerías.

malva común
Detalle la las flores y las hojas de la malva común.

¿Cómo es el hábitat y cultivo de la malva sylvestris?

La Malva sylvestris no es difícil de cultivar, crece bien en exposiciones cálidas, protegidas y bien aireadas.

La malva silvestre se cultiva anualmente en climas fríos, mientras que en las zonas templadas dura 2 años o más.

Cultivo en tierra abierta

La plantación de la Malva sylvestris puede hacerse desde el final del verano hasta o después del final del invierno.

Debemos tener cuidado de evitar los períodos con temperaturas demasiado bajas.

Se debe cavar un agujero dos veces más profundo que la longitud de las raíces, se debe colocar la planta en el agujero y luego cubrirlo con tierra, comprimir la tierra y regar abundantemente. Las plantas deben estar espaciadas a unos 30 cm. de distancia.

El transplante de Malva sylvestris se realiza en el período de abril-mayo, creando filas con una separación de 70 cm y con una distancia en la fila de 30 cm, de esta manera obtenemos 4 plantas cada m2. Después del trasplante, el cultivo necesita un buen riego para la recuperación vegetativa. La siembra directa se realiza a finales de abril, manteniendo una distancia entre las hileras de 60-70 cm.

Temperatura adecuada para su cultivo

Esta planta medicinal tiene una excelente resistencia a las altas y bajas temperaturas.

Sin embargo, si sería bueno encontrar un lugar en el que esté protegida del viento.

Exposición solar idónea

La Malva sylvestris crece bien en cualquier ambiente, incluyendo la media sombra, pero le encanta el pleno sol.

Por lo tanto si tenemos la posibilidad de elegir, la ubicaremos en un lugar muy soleado.

hoja malva silvestre
Imagen de la hoja de la malva.

Tierra para macetas adecuada

En lo que respecta al suelo, la Malva sylvestris no tiene necesidades particulares.

Se puede cultivar tanto en suelos arenosos como secos, pero es aconsejable utilizar un sustrato rico en materia orgánica.

Su preferencia es por los suelos ligeros, ricos en materia orgánica. En cambio se muestra menos próspera en suelos compactos.

¿Cómo regar la malva común?

La malva sylvestris debe regarse regularmente durante los períodos más cálidos, mientras que en otoño e invierno debe regarse con menos frecuencia.

Es bueno evitar los estancamientos de agua, por lo que es aconsejable no empapar el suelo y asegurar un buen drenaje.

Multiplicación y propagación de la malva sylvestris

La multiplicación de la Malva sylvestris puede hacerse por semillas o por esqueje.

La siembra se hace en primavera o verano, así como la propagación por esqueje, que también se hace a finales de primavera o verano.

La malva a menudo se propaga por sí sola, también es posible crear nuevas plantas por división de hijuelos.

Fertilización y abonado de la malva

La Malva sylvestris no necesita una fertilización excesiva. Si es necesario, se puede utilizar un fertilizante granulado de liberación lenta, cada tres o cuatro meses.

Debemos tener cuidado de evitar el período de la recolección de flores y hojas con fines culinarios o terapéuticos.

¿Cómo podar la malva común?

Esta planta no necesita una gran poda, simplemente acortar las ramas al final de la floración y eliminar las partes secas y dañadas.

Es necesario eliminar, si están presentes, las hojas amarillas o las atacadas por el óxido.

Otros consejos para el cuidado y cultivo de las malvas

La recolección de las flores de la Malva sylvestris se hace a mano en el período entre julio y agosto durante la floración.

En la mayoría de los casos se recogen las hojas y los penachos, que deben cosecharse cuando la planta ha alcanzado una altura de 20-30 centímetros y los tallos aún no están lignificados. Es posible realizar 4 o 5 cosechas a partir de finales de junio, a intervalos de 3 semanas.

El rendimiento en flores es de unos 6-8 kg/100 m², mientras que el rendimiento en floretes y hojas es de unos 30-40-60 kg/100 m² de producto seco que se puede obtener en 2-4 cosechas al año, dependiendo de la tendencia estacional y la posibilidad de riego.

La temperatura de secado no debe superar los 40-45 °C y la capa de hierba a secar no debe tener más de 30-50 centímetros de altura.

La malva seca se almacena en sacos de yute en lugares secos y protegidos de los olores que puedan alterar la calidad del producto.

Plagas, enfermedades y otras adversidades

En caso de estancamiento de agua o de humedad excesiva, la Malva sylvestris puede ser atacada por hongos que causan la putrefacción de la raíz. En este caso, el exceso de agua debe secarse y deben utilizarse productos fungicidas. Pero siempre es mejor prevenir esto regulando el riego y asegurando un drenaje adecuado del suelo.

Otro problema que se presenta es el ataque de los áfidos y las cochinillas que puede combatirse lavando la planta y tratándola con productos específicos.

En los climas cálidos y húmedos, especialmente al final de la temporada, pueden producirse ataques de óxido (Puccinia malvacearum) o de oídio. También en estos casos la prevención es lo mejor. Es bueno cortar la malva al principio del ataque de óxido, seleccionando cuidadosamente el material de propagación.

familia malvaceae
Detalle de la planta que nos ocupa.

¿Cuál es la composición de la malva sylvestris?

La malva contiene principalmente glucosa, oxalato de calcio, vitaminas, pectina, mucílago (10-20%).

¿Qué propiedades tiene la malva sylvestris y para qué sirve?

Esta especie tiene usos terapéuticos culinarios y ornamentales. Vamos a verlos más en detalle:

Usos ornamentales de la planta

La malva sylvestris florece desde la primavera y durante todo el verano hasta el otoño si tienes el cuidado de eliminar las flores marchitas.

Su flor tiene un color muy especial llamado malva, un color que permanece a medio camino entre el rosa y el púrpura.

Debido a su color particular y a su prolongada floración, la Malva sylvestris se presta muy bien a la creación de jardines de colores.

Usos gastronómicos de la malva sylvestris

Los brotes y las hojas jóvenes también se utilizan en la cocina, pueden comerse crudos o cocinados sazonados con aceite, limón y sal.

Propiedades medicinales de la malva sylvestris

“Atención: las aplicaciones terapéuticas se indican solamente a título informativo. Deben ser recomendados y prescritos por un médico”.

De la malva se utilizan las flores recogidas al principio de la floración y las hojas más jóvenes para preparar infusiones y decocciones.

Las hojas y flores se conservan secándose al aire, lejos del sol, y luego se colocan en contenedores de vidrio.

El mucílago produce un efecto emoliente y protector sobre la piel y las mucosas internas y externas, así como una acción laxante

Las flores y hojas de esta planta son ricas en mucílago y por tanto en propiedades emolientes y antiinflamatorias para todos los tejidos blandos del cuerpo.

Estos ingredientes activos actúan cubriendo las membranas mucosas con una capa viscosa que las protege de los agentes irritantes.

Por esta razón, el uso de la malva está indicado contra la tos y los catarros.

Propiedades de la planta sobre el aparato excretor

Es útil para hidratar, cepillar el colon y para purificar y regular el intestino: tiene de hecho una suave acción laxante, dada por la capacidad del mucílago para formar una especie de gel, que actúa mecánicamente sobre las heces y facilita su eliminación.

El tratamiento del estreñimiento con malvavisco no es, por lo tanto, ni irritante ni violento, por lo que está indicado en el embarazo, para niños y ancianos.

Otras propiedades medicinales de la malva común

Esta planta ayuda a curar la vaginitis, la faringitis y todas las irritaciones de la cavidad oral, como los abscesos, la gingivitis y la estomatitis.

También está indicada para iniciar el flujo menstrual en los días previos al ciclo.

Propiedades cosméticas de la malva sylvestris

Tiene propiedades hidratantes y emolientes, por lo que puede preparar una infusión para añadirla al agua del baño o puede usarla para la preparación de productos de belleza.

También se utiliza en la creación de jabones, pastas de dientes y gotas para los ojos.


Si te has sentido atraído por mis palabras sobre la planta Malva Sylvestris quizás te interese:

La Rosa

Las rosas rojas son conocidas científicamente con el genérico Rosa L. El rosal o los rosales son el número 1 de la familia de las Rosáceas.✅

La Lavanda

La planta Lavanda, Espliego, Cantueso. Nombre científico lavándula officinalis. Perteneciente a la familia de las labiadas. ✅ Cultivo Cuidados Propiedades

La Achicoria

La achicoria es una planta con múltiples propiedades y usos. Tiene por nombre científico Cichorium Intybus y pertenece a la familia de las Asteráceas. ✅

Deja un comentario

Esta página usa cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Tan solo las páginas web de la Unión europea están obligadas a ofrecerte este aviso, compitiendo en desigualdad de condiciones con otras páginas del resto del mundo. Te ruego que aceptes las cookies y disfrutes del contenido gratuito de esta web. Si quieres más información sobre el funcionamiento de las cookies pulsa en el enlace ver política de cookies. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar