Hedera

La hiedra conocida científicamente como Hedera, es un género de 12-15 especies de plantas leñosas trepadoras o rastreras de hoja perenne de la familia Araliaceae.

Son nativas de Europa occidental, central y meridional, la Macaronesia, el noroeste de África y todo el centro-sur de Asia.

Etimología de la Hedera

El nombre del género “Hedera“, es la palabra latina clásica que designa a la hiedra. Esta proviene del griego antiguo y significa “obtener, agarrar”, haciendo referencia a la virtud de esta especie para adherirse a diferentes superficies.

Descripción de la Hedera

Las hiedras cuando no tienen donde sustentarse son plantas rastreras, no superando los 5-20 cm de altura.

hiedra rastrera
Detalle de una hiedra por el suelo a los pies de un avellano.

Sin embargo, cuando tienen superficies adecuadas para trepar, pueden alcanzar hasta los 30 m por encima del suelo. Esto incluye árboles, afloramientos rocosos naturales o estructuras hechas por el hombre, como paredes y construcciones de madera.

Las hiedras tienen dos tipos de hojas:

  • Hojas juveniles palmeadas en los tallos rastreros y trepadores
  • Hojas adultas cordadas sin lóbulos en tallos florales fértiles expuestos a pleno sol. Los cuales se sitúan normalmente en lo alto de las copas de los árboles o en las cimas de las paredes rocosas.
hoja hedera
Detalle de la hoja del género hedera.

Los brotes juveniles y adultos también se pueden diferenciar con facilidad:

  • Sus brotes nuevos son delgados, flexibles y trepadores con pequeñas raíces aéreas para fijar el brote al sustrato (roca o corteza de árbol).
  • Los brotes adultos de la hiedra son más gruesos, autoportantes y sin raíces.

Las flores de la hedera son de color amarillo verdoso con cinco pequeños pétalos. Se producen en umbelas en otoño hasta principios de invierno y son muy ricas en néctar.

fruto hedera
Imagen de los frutos de la planta hiedra.

El fruto es una baya de color negro verdoso, púrpura oscuro o (raramente) amarillo, de 5 a 10 mm de diámetro, con una a cinco semillas en su interior. Maduran desde finales del invierno hasta mediados de la primavera y son dispersadas por los pájaros que se comen las bayas y contribuyen a su reproducción.

Los diferentes tipos de hiedras difieren en detalles como:

  • La forma y el tamaño de las hojas, sobre todo de las hojas juveniles.
  • La estructura de los tricomas de las hojas, así como en el tamaño.
  • El color de las flores y los frutos.

Valor ecológico de la hiedra

Las hiedras tienen una gran importancia ecológica por su producción de néctar y frutos, ambos producidos en épocas del año en las que hay pocas fuentes de néctar o frutos disponibles.

La abeja de la hiedra Colletes hederae depende completamente de las flores de la hiedra, programando todo su ciclo vital en torno a la floración de la hiedra.

Los frutos son consumidos por una serie de pájaros, entre los que se encuentran los zorzales, las currucas y las palomas torcaces.

Las hojas son consumidas por las larvas de algunas especies de lepidópteros, como la angelote, la polilla amarilla, la angelote pequeña y la polilla polvorienta entre otras especies.

La densa maraña leñosa de la hiedra sirve de cobijo a una gran variedad de invertebrados, aves y pequeños mamíferos.

planta hiedra
Detalle de una pared tapizada por la hiedra.

Tipos y variedades de hiedra

La siguiente lista divide a la hedera en dos grupos principales, dependiendo de si tienen tricomas escamosos o estrellados en el envés de las hojas:

Tipos de Hiedra con Tricomas escamosos

  • Hedera algeriensis Hibberd. – Hiedra argelina. Argelia, Túnez (costa mediterránea).
  • Hedera canariensis Willd. – Hiedra canaria. Islas Canarias.
  • La Hedera colchica K.Koch. – Hiedra persa. Alborz, Cáucaso, Turquía.
  • Hedera cypria McAllister. – Hiedra de Chipre (syn. H. pastuchovii subsp. cypria (McAll.) Hand). Chipre (Montes de Troodos).
  • Hedera iberica (McAllister) Ackerfield & J.Wen. – Hiedra ibérica. Costas del SO de la Península Ibérica.
  • La Hedera maderensis. – Hiedra de Madeira. Madeira.
  • Hedera maroccana McAllister. – Hiedra marroquí. Marruecos.
  • Hedera nepalensis K.Koch. – Hiedra del Himalaya (sin. H. sinensis (Tobl.) Hand.-Mazz.). Himalaya, SO de China.
  • La Hedera pastuchovii G.Woronow. – Hiedra de Pastuchov. Cáucaso, Alborz.
  • Hedera rhombea (Miq.) Siebold ex Bean. – Hiedra japonesa. Japón, Corea, Taiwán.

Tipos de hiedra con Tricomas estrellados

  • Hedera azorica Carrière. – Hiedra de las Azores. Azores.
  • Hedera helix L. – Hiedra común (sin. H. caucasigena Pojark., H. taurica (Hibberd) Carrière). Europa, muy extendida.
  • La Hedera hibernica (G.Kirchn.) Bean. – Hiedra atlántica (syn. H. helix subsp. hibernica (G.Kirchn.) D.C.McClint.). Europa occidental atlántica.

Las diferentes especies de hiedra son en gran medida alopátricas y están estrechamente relacionadas. En ocasiones muchas han sido tratadas como variedades o subespecies de H. helix.

Se han descrito varias especies adicionales en el sur de la antigua Unión Soviética, pero la mayoría de los botánicos no las consideran distintas.

Tipos híbridos de hiedra

El único híbrido verificado de hiedra es el híbrido intergenérico × Fatshedera lizei, un cruce entre Fatsia japonica y Hedera hibernica.

Este híbrido se produjo una vez en un jardín de Francia en 1910 y nunca se repitió con éxito, manteniéndose el híbrido en cultivo por propagación vegetativa.

A pesar de la estrecha relación entre Hedera helix y H. hibernica (hasta hace relativamente poco tiempo consideradas coespecíficas), todavía no se han encontrado híbridos entre ellas. No obstante, la hibridación puede haber desempeñado un papel en la evolución de algunas especies de este género.

Usos y propiedades de la hedera

Cuando la hiedra florece en septiembre, atrae a las moscas voladoras y a otros insectos que se alimentan de su néctar.

Se han seleccionado numerosos cultivares con follaje abigarrado y/o formas de hoja inusuales para su uso ornamental.

Las hiedras son muy populares en el cultivo dentro de su área de distribución nativa y en climas compatibles en otros lugares.

Su follaje de hoja perenne y sus usos de diseño adaptables en espacios de plantación estrechos y en paredes altas, la convierten en una adición estética, para ocultar o decorar paredes, vallas y tocones de árboles.

muro de hiedra
La planta hiedra colonizando un muro.

Propiedades medicinales de la hiedra

Advertencia: La información proporcionada no es un consejo médico y puede no ser exacta. El contenido es meramente ilustrativo y no sustituye al asesoramiento médico.

La hiedra es un arbusto absolutamente incomestible en cualquiera de sus partes. Todos los derivados de la hiedra son venenosos y deben utilizarse con extrema precaución, especialmente en niños o en sujetos débiles.

Las hojas de hiedra se utilizan para decocciones, mientras que los frutos se consideran venenosos. Los principios activos principales de esta planta son la ederina, los flavonoides, la ederagenina y el ácido clorogénico.

La infusión de las hojas recogidas en verano y secadas lentamente, tiene propiedades emenagogas, balsámicas y expectorantes.

Las hojas frescas, machacadas o reducidas en jugo, aplicadas para uso externo son limpiadoras, antirreumáticas, antineurálgicas.

La decocción de las hojas frescas de hedera se utiliza en baños antirreumáticos, para la neuritis y la artritis.

La pomada (obtenida con un 15% de producto seco en polvo y el 85% restante de grasa) se utiliza para hacer friegas para aliviar el dolor.

La infusión de un puñado de hojas en unos dos litros de agua puede utilizarse después del champú como tratamiento para que el cabello se oscurezca y brille más.

El jugo o decocción de las bayas venenosas, recogidas desde el invierno hasta la primavera, tiene propiedades purgantes, eméticas, antibiliares y sudoríficas.

La decocción de las hojas de hiedra se utilizaba en las zonas rurales para lavar la ropa de lana.

árbol con hiedra
Imagen del árbol nogal cubierto de hiedra.

Problemas y peligros de la hedera

Se ha discutido mucho sobre si la hiedra que trepa a los árboles los daña o no. En Europa, el daño es generalmente menor, aunque puede haber competencia por los nutrientes del suelo, la luz y el agua.

Los árboles que soportan un fuerte crecimiento de la hiedra pueden ser susceptibles de sufrir daños por el viento, afectando a su resistencia estructural.

También el acceso a los nutrientes del suelo, el defecto de luz y la aireación pueden verse afectados por el crecimiento agresivo de la hiedra. Todos estos factores pueden provocar su muerte directamente o por enfermedades oportunistas y ataques de insectos.

En general, la hiedra se permite en árboles destinados al uso ornamental en parques y jardines. Sin embargo siempre se trata de evitar en otras especies dedicadas a otros fines, como los alimenticios o madereros.

La hiedra como especie invasora

Varias especies de hiedra se han convertido en una grave especie invasora (exótica invasora) en los hábitats naturales de plantas nativas, especialmente en los tipos de ribera y bosque, y también en una mala hierba hortícola en los jardines de las regiones del oeste y el sur de Norteamérica con inviernos más suaves.

Las hiedras crean una cubierta vegetal densa, vigorosamente asfixiante y tolerante a la sombra que puede extenderse rápidamente a través de asertivos rizomas subterráneos y estolones sobre el suelo en grandes áreas de comunidades vegetales naturales y superar a la vegetación autóctona.

hedera salvaje
La planta hiedra en estado salvaje .

El uso de hiedras como plantas ornamentales en horticultura en California y otros estados está ahora desaconsejado o prohibido en ciertas jurisdicciones. Existen problemas similares en Australia. Por ejemplo, en ambos países la H. canariensis y la H. algeriensis, tolerantes a la sequía, y la H. helix europea se cultivaban originalmente en jardines, parques y carreteras, pero se han convertido en agresivas invasoras en los bosques costeros y los ecosistemas ribereños, por lo que ahora es necesario aplicar costosos programas de erradicación.

Toxicidad de la hedera

Las bayas son moderadamente tóxicas. El follaje de la hiedra contiene saponinas triterpenoides y falcarinol. El falcarinol es capaz de inducir dermatitis de contacto. Además, se ha demostrado que este compuesto mata las células del cáncer de mama.

Las flores de la hiedra son polinizadas por himenópteros y son especialmente atractivas para la avispa común.

Simbolismo cultural de la hedera

Como muchas otras plantas de hoja perenne, que impresionaron a las culturas europeas por su persistencia durante el invierno, la hiedra ha estado tradicionalmente imbuida de un significado espiritual. Antiguamente se introducía en las casas para ahuyentar a los espíritus malignos.

En la antigua Roma se creía que una corona de hiedra podía evitar que una persona se emborrachara y esa corona la llevaba Baco, el dios de la embriaguez.

Una costumbre que todavía se practicaba hace unas décadas, era colgar ramas de hiedra en la puerta de las bodegas para señalar el vertido del vino. Bebida otorgada a los hombres por el dios de la embriaguez.

Los arbustos de hiedra o los postes envueltos en hiedra se han utilizado tradicionalmente para anunciar tabernas en el Reino Unido. De hecho, muchos pubs siguen llamándose The Ivy, que significa hiedra en español.

La naturaleza adherente de la hiedra la convierte en un símbolo de amor y amistad. Antiguamente existía la tradición de que los sacerdotes regalaran hiedra a los recién casados. Además, como se adhiere a los árboles muertos y permanece verde, también se consideraba un símbolo de la vida eterna del alma tras la muerte del cuerpo, en el simbolismo cristiano medieval.

El villancico tradicional británico The Holly and the Ivy (El acebo y la hiedra), utiliza la hiedra como símbolo de la Virgen María.

En Italia, la hiedra o hedera es el símbolo del Partido Republicano Italiano.

Las ruinas cubiertas de hiedra fueron un elemento básico del movimiento romántico en la pintura de paisaje, por ejemplo:

  • Visitor to a Moonlit Churchyard” de Philip James de Loutherbourg (1790).
  • Tintern Abbey, West Front” de Joseph Mallord William Turner (1794).
  • Netley Abbey” de Francis Towne (1809).

En este contexto, la hedera puede representar lo efímero de los esfuerzos humanos y el poder sublime de la naturaleza.


Si te ha gustado el post sobre la Hiedra, quizás estés interesado en:

enlace relacionado hiedra

Jacobaea vulgaris

Una especie tóxica.

enlace relacionado hiedra

Aloe vera

La planta de los 1000 usos.

enlace relacionado hiedra

El Boj

Un árbol o arbusto ornamental.

Deja un comentario