El árbol Chopo

El árbol Chopo o Álamo hace referencia al género Populus, que pertenece como los sauces, a la gran familia de las Salicáceas. Estas especies, en su mayoría arbóreas, son unas treinta y muchas se consideran endémicas de Europa o en todo caso, presentes desde tiempos inmemoriales.

Por ejemplo el populus nigra o Álamo negro, es una planta arbórea caduca de dimensiones imponentes, originaria de Europa y Asia occidental, presente en estado silvestre también en el continente americano.

Algunas variedades por el contrario, son introducciones relativamente recientes (en el siglo XIX) y provienen del Lejano Oriente o del continente americano. Tampoco faltan los híbridos, obtenidos tanto para fines ornamentales como para el cultivo intensivo.

En el estado salvaje se encuentran en casi todos los ambientes, desde la llanura hasta los 1200-1400 metros de altitud.

Prefieren los suelos ricos y húmedos, de hecho, son muy comunes a lo largo de las orillas de los ríos o en las zonas aluviales.

El género populus también es una de las especies madereras más cultivadas para la producción de madera (especialmente la madera contrachapada) y en la industria del papel.

Descripción del árbol chopo o Álamo

Podemos reconocer al árbol chopo por la forma de su follaje y su tronco. Por lo general, tienen un porte columnar o piramidal. El tronco del chopo es muy largo y recto, sin demasiadas bifurcaciones.

El crecimiento es uno de los más rápidos, especialmente en los suelos medianamente ricos y frescos y por esta razón son muy cultivados como madereros. En pocos años pueden alcanzar 30 metros de altura, pero en general no son muy longevos (con la excepción del álamo negro).

chopos árboles
Detalle de la envergadura del Álamo.

La corteza del género populus es generalmente de color claro con profundas grietas verticales en los ejemplares adultos. En cambio, la corteza de los álamos jóvenes es lisa y brillante.

corteza chopo adulto
Detalle de la corteza de un chopo adulto.

Las raíces de los chopos son imponentes, pero en su mayoría se desarrollan en la superficie y no hacia abajo.

Raíces del árbol chopo
Imagen de la raíz de un chopo derribado por el viento.

La forma de las hojas de los chopos varía enormemente no sólo de especie a especie, sino también de individuo a individuo. Son en su mayoría ovaladas, aunque también hay lobuladas. Todas ellas, sin embargo, tienen un largo peciolo que les permite vibrar al paso del viento, creando un agradable sonido crujiente, además de dar hermosos efectos cromáticos, pues su parte inferior es más clara.

hojas del árbol chopo
Detalle de las hojas del género populus.

Los álamos son en su mayoría plantas dioicas, esto significa que las flores masculinas y femeninas son llevadas por diferentes individuos. Las flores están reunidas en racimos colgantes. Los frutos son pequeñas cápsulas verdes que contienen multitud de semillas en forma de plumón.

Semillas de álamo
Imagen de las semillas del chopo diseminándose.

Hábitat y cultivo del árbol Álamo o Chopo

El chopo es un árbol muy tolerante y autónomo. Crece rápidamente y se adapta a las diferentes condiciones climáticas siempre que se coloque en un suelo capaz de mantenerse fresco, especialmente durante el verano.

Si queremos insertar una variedad del género populus en nuestro jardín, evaluemos primero el espacio que tenemos disponible y comparémoslo con el tamaño final del álamo, teniendo en cuenta su rápido crecimiento.

Además, hay que observar que en los viveros especializados existen diferentes híbridos y cultivares del género populus, que también son adecuados para quienes desean un desarrollo contenido.

¿Cómo regar el árbol álamo o chopo?

Los álamos adultos son en la mayoría de los casos autosuficientes. En cambio, es aconsejable estar pendiente de la irrigación de las plantas nuevas, durante los primeros 3-4 años después de la plantación.

Inicialmente si no hay lluvias, los veranos exigen regar los chopos dos veces al mes. Conforme el chopo va creciendo se reducirá gradualmente su necesidad de agua. Claramente la asiduidad depende estrictamente de nuestro clima y la humedad del sustrato.

Será necesario regar los chopos con más frecuencia en zonas cálidas y con un suelo pobre y drenante, que en lugares más frescos y con un suelo arcilloso. En cualquier caso, una buena ayuda siempre puede venir de un mantillo grueso basado en escombros vegetales.

regar álamos
Imagen del riego de los chopos.

La Fertilización del árbol chopo

No es estrictamente necesario abonar los álamos o chopos. Sin embargo, puede ser útil esparcir un mejorador orgánico de suelos en otoño, en cantidad suficiente para cubrir el pie con un espesor de unos pocos centímetros. Esto hará que el suelo se suavice, se airee y sea más energético.

El suelo y la plantación del árbol chopo

Los álamos son árboles tolerantes, pero crecen mejor en sustratos limosos o arcillosos, ricos en materia orgánica y capaces de mantenerse frescos durante mucho tiempo.

Si nuestro suelo es demasiado pobre, seco y arenoso, el chopo necesitará más cuidados. También podemos decantarnos por la variedad álamo blanco, más resistente que los otros a estas condiciones específicas.

Para la plantación elegimos siempre trabajar en otoño. Este árbol no sufre el frío y el período invernal permite un buen enraizamiento y por lo tanto un mejor desarrollo vegetativo a la llegada de la primavera siguiente.

Cavamos un agujero de al menos 50 cm de profundidad y 50 cm de ancho y colocamos una buena cantidad de estiércol pelletizado en el fondo.

Muy útil es añadir abundante mejorador de suelo orgánico al suelo extraído, mezclándolos bien.

Insertamos la planta de chopo y cubrimos las raíces creando una pequeña montaña alrededor del tronco: de esta manera protegeremos el cuello del frío de la primera cosecha. Posteriormente procedemos a irrigar la zona de forma abundante abundantemente.

Si queremos crear una avenida dejamos al menos 4 metros entre un espécimen y el otro; para un seto es suficiente 2-3 metros, dependiendo también de la apariencia final que queramos obtener.

Mi experiencia personal en cuanto a la plantación del álamo.

En mi caso, tengo varias plantaciones de álamos y no sigo estas indicaciones por circunstancias particulares.

Se excavan con máquina excavadora agujeros de 1,5- 2 metros de profundidad por varias razones:

Obtener más humedad, llegando a la capa freática de un río cercano, con lo cual solo es necesario regar los primeros años.

Hacer que la raíz se desarrolle más profunda, con el fin de que tenga más humedad y que sean más resistentes al viento, el cual en muchas ocasiones causa estragos. Para ello los agujeros excavados solo se rellenan hasta la mitad, pues si se rellenaran completamente se pudriría la madera y la raíz crecería superficial como es habitual en estos árboles.

Estos agujeros que quedan en cada chopo benefician la recogida de agua de lluvia y de riego. Con el paso de los años los agujeros se van poniendo ellos solos al nivel del terreno.

Multiplicación del género Populus

Las plantas de esta variedad suelen propagarse por corte.

El álamo se propaga muy fácilmente al cortarlo. Debe trabajarse en invierno, después de la caída de las hojas. Se toman porciones apicales de las ramas laterales, de unos 30 cm de largo, que se insertan en una mezcla de turba y arena húmeda.

Las nuevas plantas se cultivan en viveros durante al menos dos años antes de ser plantadas en su lugar definitivo, ya que los jóvenes especímenes pueden a veces temer el frío y el viento.

Si vamos a comprar las plantas debemos tener en cuenta que, adquiriendo un espécimen a raíz desnuda, tendremos un considerable ahorro económico. Esto se debe a que es mucho más sencillo cortar que excavar para sacar el álamo con raíces.

La propagación también puede ocurrir por semillas; en este caso es aconsejable utilizar varias semillas, ya que la germinabilidad del álamo no es muy alta.

En otoño podemos tomar las semillas, que generalmente en las plantas adultas se desarrollan en cantidades notorias, para enterrarlas en un compuesto blando rico en materia orgánica, para permitir un mejor desarrollo.

Parásitos y enfermedades del árbol chopo o álamo

A menudo este género de plantas es atacado por el pulgón lanigero, que arruina completamente los brotes.

Las plantas jóvenes de álamo pueden sufrir ataques letales por el crisomel, que devora las hojas. Además, los álamos pueden ser atacados por el oziorrinco y el rodilegno.

Pero en general, los parásitos preocupan más a los ejemplares jóvenes, ya que las plantas adultas son más resistentes a los ataques de los parásitos.

Otros problemas menos comunes son los cánceres de cobre, la armillaria y el óxido.

Las primeras son bastante raras en España y se relacionan principalmente con un ambiente extremadamente húmedo debido a las fuertes lluvias. La especie más afectada es el álamo trémulo, en particular algunos cultivares ornamentales. Desafortunadamente, no hay opciones curativas: la única solución es la explantación y el reemplazo con variedades más resistentes.

La armillaria es una enfermedad fúngica de raíz: por desgracia, también es muy difícil de combatir y la mayoría de las veces conduce a la rápida muerte del sujeto. Aparece con secreciones similares a la miel a lo largo del tallo. Es necesario proceder a la explantación y el reemplazo completo del suelo.

Aunque no se trate de una enfermedad el fuego es un gran enemigo de los chopos. Unos segundos de llamas en su base, pueden acabar irremediablemente con los ejemplares más resistentes.

¿Cómo podar el árbol Chopo?

El álamo se elige generalmente porque naturalmente asume un bonito aspecto columnar o piramidal. Las intervenciones son en la mayoría de los casos completamente superfluas.

Con el tiempo, es posible que se necesiten podas de mantenimiento para eliminar las ramas enfermas o desalineadas. Este tipo de procesamiento se lleva a cabo antes del reinicio vegetativo, entre marzo y abril. Las ramas muertas pueden ser eliminadas en cualquier momento.

En mi caso particular estos árboles se pueden podar hasta los 7-8 metros de altura con unas tijeras especiales. El fin es evitar guías dobles y conseguir troncos principales más largos y gruesos. Estas ramas que se cortan son muchas veces empleadas en la creación de viveros de álamos.

Variedades y tipos de árbol chopo

Existen diversas variedades del árbol álamo o chopo, veamos en detalle las más destacadas:

Álamo negro (Populus nigra)

Tiene un follaje redondo, en forma de cúpula, bastante amplio, pero escaso, que alcanza rápidamente los 30-35 metros de altitud, no es raro ver ejemplares de álamo negro con aspecto columnar.

Las hojas del álamo o chopo negro son alternas, verde oscuro en la parte superior y verde amarillento en la inferior, triangulares o en forma de diamante, con margen dentado.

La corteza es gris en los ejemplares jóvenes, tiende a oscurecerse con la edad de la planta, surcada por profundas fisuras. Tiende a desarrollar largas raíces superficiales.

Las flores femeninas y masculinas crecen en diferentes árboles, las femeninas son mechones de semillas blancas, las masculinas son grises, marrones o rojizas.

Se ponen de un hermoso color amarillo en otoño. Crece hasta los 30 metros y el follaje toma una forma expandida. Hermoso como espécimen aislado en las zonas de los ríos, es un árbol muy rústico también es adecuado para crear setos.

El álamo o chopo negro es un árbol que prefiere posiciones soleadas, pero también se adapta bien a la media sombra, no le gusta la sombra completa. No teme al frío ni al viento, es muy resistente a la contaminación y por eso se utiliza mucho como árbol de calle.

La variedad “Italica”, también conocida como “Cipressino”, es muy apreciada como planta ornamental. Es ideal para las avenidas arboladas o para la creación de setos rústicos.

Los árboles de Populus nigra gustan de suelos ricos en material orgánico, ligeros y bien drenados, son difíciles de adaptar a los suelos inconsistentes y estériles. En estado silvestre prefieren los humedales, cerca de los ríos y arroyos, ya que no toleran las sequías de larga duración.

Álamo blanco (Populus Alba)

El álamo o chopo blanco es un árbol que crece hasta 30 metros y el follaje tiene forma de columna ancha.

Las hojas son ovaladas en las ramas más jóvenes y luego lobuladas. En la parte superior son de color verde oscuro, en la parte posterior plateadas.

Esta diferencia es aún más pronunciada en cultivares como “Nivea”, ideal para setos altos o como un espécimen aislado.

Populus tremula

El populus trémula es un árbol muy rústico que crece hasta 20 metros, con el follaje expandido.

Tiene hojas redondas o ampliamente ovaladas, con una hendidura redonda. Cuando son jóvenes, son de color bronce y luego de color verde grisáceo.

El follaje oscila ampliamente con el paso del aire gracias a los largos peciolos aplanados.

Adecuado para las regiones meridionales y los suelos pobres y secos, se puede usar como un espécimen aislado o para formar hermosos setos.

También hay una variedad “pendular”, muy decorativa y de crecimiento bastante contenido.

Álamo x canadensis

El árbol álamo o chopo canadiense es híbrido entre la variedad deltoides y la nigra, de troncos anchos que alcanza unos 30 metros de altitud.

Las nuevas yemas que brotan en primavera tienen al igual que las hojas nuevas un color rojizo.

hojas nuevas chopo canadiense
Detalle de las hojas nuevas de chopo canadiense.

Tiene hojas triangulares de color verde brillante y son muy decorativas. La corteza es gris pálido, irregularmente fisurada. La variedad “serotina aurea”, sólo masculina, tiene un bonito follaje amarillo brillante.

Es una de las variedades más utilizadas en el cultivo intensivo para la obtención de madera y pasta para papel.


Si te ha gustado el post sobre el árbol Chopo, quizás estés interesado en:

Fragaria ananassa

La Fresa una fruta que puedes tener en cualquier maceta.

Ananas Comosus

La piña una fruta tropical que aporta muchos beneficios.

El Ginkgo Biloba

El ginkgo la especie abuela de todo el reino vegetal.

Deja un comentario

Esta página usa cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Tan solo las páginas web de la Unión europea están obligadas a ofrecerte este aviso, compitiendo en desigualdad de condiciones con otras páginas del resto del mundo. Te ruego que aceptes las cookies y disfrutes del contenido gratuito de esta web. Si quieres más información sobre el funcionamiento de las cookies pulsa en el enlace ver política de cookies. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar