El albaricoque 10 razones para consumirlo

El albaricoque, albérchigo o Prunus Armeniaca es el fruto del albaricoquero, una excelente fruta de verano para cuidar la salud del cuerpo y de la piel.

Es fácilmente digerible, bajo en calorías y sacia notablemente nuestro apetito. Si se come fresco es astringente, mientras que ingerirlo seco tiene efectos laxantes.

Los albaricoques son excelentes como fruta para ser consumidos frescos o también secos. Su sabor ligeramente ácido los hace también adecuados para combinaciones saladas, como las salsas que acompañan a las carnes rojas. Personalmente me agrada añadir orejones secos de albaricoque en el “cus cus”, acompañando o sustituyendo a las uvas pasas.

El Prunus Armeniaca también se conoce como damasco, albérchigo, albergero o chabacano.

Historia del albaricoque

Hay algunas dudas sobre la etimología de la palabra “albaricoque“. La mayoría de los estudiosos coinciden en que proviene del árabe hispánico “al-barquq“. En este caso derivaría del griego “prekokia” y por lo tanto del latín “praecox“, cuyo significado es “precoz“. Como ya antiguamente apunto Plinio el Viejo, al subrayar su maduración temprana en comparación con el melocotón.

El nombre científico del albaricoquero es “Prunus Armeniaca“, debe su origen a Gaspar Bauhin y se refiere al territorio de “Armenia” donde abunda esta fruta. De hecho, en este país se le suele denominar “manzana armenia“.

El albaricoquero es una planta nativa del noreste de China en la frontera con Rusia. Su presencia se remonta a más de 4000 años de historia. Desde allí se extendió lentamente hacia el oeste a través de Asia Central hasta Armenia donde, se dice, que fue descubierto por Alejandro Magno.

Los griegos lo introdujeron en Europa en el año 70-60 a.C., los romanos lo cultivaron también. Pero su difusión en la cuenca del Mediterráneo fue posteriormente consolidada por los árabes.

albérchigo seco
Detalle de los orejones de albaricoque.

Curiosidades del Prunus Armeniaca

Los Hunza son un pueblo que vive en un largo y estrecho valle que conecta el norte de Pakistán y China. Casi completamente desconocidos para Occidente hasta finales del siglo XIX, se hicieron famosos por su longevidad, que los primeros visitantes occidentales relacionaron, con la costumbre de comer grandes cantidades de albaricoques secos.

En la actualidad el albérchigo se cultivan en muchas regiones del mundo. A día de hoy, el principal productor de Prunus Armeniaca es Turquía, destacando también otros países como Irán, Uzbekistán y Argentina.

País productorToneladas/año
Turquía811.000
Irán457.000
Uzbekistán430.000
Argentina320.000
Principales países productores de albaricoque. Fuente ONU. (año 2013)
prunus armeniaca inmaduro
Imagen de albaricoques inmaduros en el árbol.

Descripción del albaricoque

El fruto tiene un diámetro entre 3,5-6 cm y un color amarillo anaranjado que según la variedad, puede contener leves matices rojizos. Además posee una piel ligeramente aterciopelada y una pulpa carnosa.

En su interior tiene una sola semilla de hueso de forma ovoide, que se asemeja a una almendra. Las semillas de albaricoquero, al igual que las del melocotón suelen tener un agradable sabor amargo y se utilizan en la confitería como esencia, en jarabes o licores y en general en combinación con almendras dulces para hacer más interesante su sabor. Sin embargo, su consumo se limita a un uso aromático porque, al igual que las hojas y las flores de albaricoque, contienen un derivado del ácido cianhídrico que, en altas dosis, sería altamente tóxico. Las semillas de albaricoque deben comerse con moderación y No es aconsejable dejar que los niños las coman.

El albaricoquero, el árbol del albaricoque

El albaricoquero se conoce científicamente como Prunus Armeniaca y es un árbol de hoja caduca. Pertenece a la familia de las Rosáceas, como el árbol cerezo, el melocotón y el ciruelo entre otros.

El albérchigo es un árbol de tamaño medio, en el cultivo se mantiene por debajo de 3,5 metros. Tiene un follaje de tipo paraguas con ramas finas y ligeramente retorcidas. Tiene hojas elípticas, lisas y finas con puntas afiladas.

Las flores del Prunus Armeniaca son solitarias, pero florecen en racimos y tienen 5 sépalos y pétalos, muchos estambres verticales y varían de blanco puro a ligeramente rosado.

flores albérchigo
Detalle de las flores del prunus armeniaca.

Temporada de albaricoques

En el hemisferio norte la temporada de albaricoques es el verano.

Los albaricoques necesitan un período de 3 a 6 meses para desarrollarse y madurar. Se recogen a mano desde principios de mayo hasta mediados de julio.

Los que están disponibles en diciembre y enero se importan desde Chile y Nueva Zelanda.

aceite albaricoque o albérchigo

Mystic Moments – Aceite de Albaricoque – 500 ml – 100% Puro

Ver en Amazon

orejones albaricoque

albaricoques secos naturales muy sanos no-sulfurados 1Kg

Ver en Amazon

barritas energéticas albaricoque

Moove – Barrita energética vegana con albaricoques

Ver en Amazon

Variedades de Prunus Armeniaca

Existen diversas variedades de albaricoqueros, similares en sabor pero variando en tamaño y color, además también se han producido híbridos muy populares.

Entre las variedades de albaricoques más destacadas encontramos:

  • Albérchigo Nancy: Su pulpa es de tonalidad cobriza, perfumada y su sabor es un tanto ácido. Se recolecta en julio y es casi esférico, su piel es amarilla con vetas rojizas.
  • Albérchigo Ulida: se diferencia del resto por ser más grande, con la piel amarilla y tener la carne dulce, jugosa y perfumada. En España se recolecta a principios de junio.
  • Mitger: Tiene la piel fina, suave y aterciopelada, su carne es dulce y jugosa. Se recolecta a finales de mayo.
  • Prunus Armeniaca moniquí: Se recoge entre junio y julio y es una variedad muy apreciada. Se diferencia por su piel blanquecina y su pulpa dulce con textura turgente y carnosa.
  • Albérchigo paviot: Se recolecta en verano, entre julio y agosto y es de color rojo-anaranjado. Su pulpa es amarillenta y de textura fina.
  • Prunus Armeniaca ginesta: Tiene forma de globo, su piel es blanquecina y su pulpa carnosa, de color amarillo claro y su sabor es suave y delicado.
  • Prunus Armeniaca galta roja: Tiene la piel mitad roja y mitad anaranjada, su carne es anaranjada y de sabor dulzón.
propiedades prunus armeniaca
Detalle de una rama con albaricoques.

Cultivo del Prunus Armeniaca

El Prunus Armeniaca prefiere las zonas de clima templado y seco. Si está demasiado húmedo, es atacado por hongos y los albaricoques mismos pueden pudrirse en la planta.

¿Cómo se multiplica el albaricoque?

La propagación del albérchigo se realiza mediante injerto y existen diferentes posibilidades. En función del clima, el sustrato u otras circunstancias optaremos por un camino u otro:

  • Podemos injertar sobre pie franco, es decir sobre un ejemplar bravo procedente de la germinación de una pepita de albaricoque. De esta forma se consiguen especímenes resistentes a la sequía y muy longevos.
  • Podemos injertar sobre patrones de melocotonero y conseguiremos ejemplares que suelen madurar antes y se adaptan mejor a los sustratos arcillosos y arenosos.Por contra suelen aguantar menos años de vida que en el caso anterior.
  • Se puede injertar sobre diferentes variedades de ciruelo (Prunus domestica), consiguiendo ciertas características de adaptabilidad. Sin embargo esta técnica suele errar en zonas de fuertes vientos.
  • Por último se puede injertar sobre almendro, usando un patrón intermedio de melocotonero por ejemplo.

El tipo de injerto más usual es a yema dormida o a yema despierta, pudiéndose utilizar injertos de púa si el patrón es de ciruelo.

hueso albaricoque
Detalle del interior de los albaricoques.

Presentaciones comerciales del albaricoque

Debido a que es un producto perecedero, los albérchigos se conservan o tratan de muchas maneras:

Se pueden encontrar frescos, se secan, se hacen jarabes y se elaboran conservas (enlatados o congelados).

También hay muchos productos derivados en el mercado: Jugos, mermeladas, jaleas de albaricoque. Todos ampliamente utilizados en confitería pastelería y en la fabricación de helados.

Como escoger los mejores albaricoques

A la hora de elegir los mejores Prunus Armeniaca debemos fijarnos en varios puntos:

El color debe ser brillante, de amarillo a naranja, debe oler bien, la piel debe sentirse aterciopelada y la pulpa debe ceder ligeramente si se presiona.

Las frutas demasiado inmaduras y duras con tintes verdes no deben comprarse, ya que nunca desarrollarán el agradable sabor de la fruta madura.

Además, deben evitarse las piezas que estén magulladas o en las que la piel del albaricoque presente cortes evidentes.

albérchigo o prunus armeniaca
Detalle del prunus armeniaca listo para consumir.

Como almacenar y conservar los albaricoques

El Prunus Armeniaca es una fruta que aguanta poco tiempo antes de estropearse. Unas piezas maduras pueden conservarse por un máximo de una o dos semanas en la nevera.

Los albaricoques que no han alcanzado su plena madurez deben ser almacenados a temperatura ambiente. Una vez maduros, pueden ser almacenados en el refrigerador por un máximo de 6-7 días en bolsas o contenedores de plástico.

Propiedades del albaricoque

Los albaricoques se encuentran entre las frutas que contienen las mayores dosis de potasio y caroteno. El caroteno es una sustancia muy importante que el cuerpo utiliza para la producción de vitamina A.

Además, el fruto del Prunus Armeniaca es rico en las vitaminas A, B, C y PP y en diversos oligoelementos (como el magnesio, el fósforo, el hierro, etc.).

Dos onzas de Prunus Armeniaca frescos proporcionan el 100% de los requerimientos de vitamina A de un adulto. Es una fruta ideal para aquellos que tienen una deficiencia de vitamina A con las consecuentes enfermedades que suele conllevar como afecciones oculares, cutáneas y gastrointestinales.

Evitan la formación de radicales libres, mejoran el sistema inmunitario, estimulan el apetito, son útiles en caso de anemia, agotamiento, depresión. La fruta fresca es astringente, mientras que cuando se seca es laxante.

El Prunus Armeniaca en almíbar es muy calórico debido a la adición de azúcar: unas 63 kcal/100 gr.

prunus armeniaca maduros
Detalle de la cosecha de albaricoque.

Los albaricoques secos

Los albaricoques secos comerciales suelen ser tratados con diversas sustancias para mejorar su aspecto y duración. Los más comunes están cortados por la mitad y tienen un color naranja muy brillante.

Este color se debe al tratamiento con dióxido de azufre: quienes son alérgicos a este compuesto o quienes prefieren evitar una coloración innecesaria desde el punto de vista del sabor pueden acudir a tiendas especializadas en alimentos naturales u orgánicos donde se pueden encontrar albaricoques secos sin tratar de color marrón.

albaricoque seco
Presentación comercial de los albaricoques secos.

Recetas y preparados con albaricoque

Veamos los remedios más usados con el albérchigo:

albérchigo prunus armeniaca

Albaricoquero – Maceta 26cm. – Altura aprox. 1’20m. – Albaricoque – Planta viva – (Envíos sólo a Península)

Ver en Amazon

confitura albérchigo

Hero Confitura de Albaricoque en Porciones Alimento natural Sin Conservantes Ideal para Hostelería 72 unidades de 25 g

Ver en Amazon

infusion prunus armeniaca

Infusión de Albaricoque y Miel – Té Negro Aromatizado con Frutas, Flores, Especias y Esencias – (50 Bolsas)

Ver en Amazon

Remedios para la piel

En los cosméticos caseros, los frutos del albaricoquero siempre se han asociado con el cuidado de la piel.

El aceite que se obtiene de sus semillas es muy eficaz para el tratamiento tanto de las estrías como de las arrugas.

Los cosméticos naturales nos ofrecen numerosos remedios caseros para el cuidado de la piel usando albaricoques.

Tónico para piel normal

Exprimir el zumo de un albérchigo maduro y extenderlo sobre la cara previamente limpia y dejar que se absorba.

Luego, retirar el exceso con una bola de algodón empapada en agua tibia.

Albaricoque como hidratante de la piel

Ponga dos albaricoques picados en un poco de agua hirviendo y déjelos en infusión durante tres minutos, luego escúrralos y déjelos enfriar.

Aplastar la fruta hasta que esté blanda y añadir una cucharada de aceite de oliva.

Esparcir en la cara y dejar durante veinte minutos, luego enjuagar.

Aplicar una o dos veces por semana.

Máscara de bronceado

Para ayudar a la piel a conseguir un bronceado intenso y uniforme.

Antes de empezar a tomar el sol, puede preparar su piel con una máscara obtenida triturando la pulpa de cinco albaricoques que se dejarán en su piel durante al menos veinte minutos.

Albérchigo emoliente para las manos

La compota de albérchigo triturada es la panacea para las manos cansadas y agrietadas.

Al sumergirlas durante diez minutos en ella, se vuelven muy suaves.

Máscara antiarrugas

Aplastar cuatro albaricoques en un mortero con una cucharada de yogur natural.

Aplicar en la cara limpia durante 15 minutos y luego enjuagar con agua tibia.

El tratamiento debe repetirse dos veces por semana.

Es una nutritiva máscara antiarrugas por su suministro de vitamina A que despierta las células de la piel y da un cutis sano.

Contraindicaciones del albaricoque

Los albaricoques secos y cocidos no se recomiendan en caso de diabetes.

Los albaricoques en almíbar son muy calóricos debido a la adición de azúcar: unas 63 kcal/100 gr.


Si te ha gustado la entrada sobre el árbol Albérchigo quizás estés interesado en:

El hinojo

Su bulbo se asemeja físicamente a la cebolla y se consume como tal.

La Lavanda

Sin duda esta planta estaría en el top tres de las aromáticas.

El Tomate

Un alimento común en la cocina y además repleto de propiedades y beneficios.

Deja un comentario

Esta página usa cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Tan solo las páginas web de la Unión europea están obligadas a ofrecerte este aviso, compitiendo en desigualdad de condiciones con otras páginas del resto del mundo. Te ruego que aceptes las cookies y disfrutes del contenido gratuito de esta web. Si quieres más información sobre el funcionamiento de las cookies pulsa en el enlace ver política de cookies. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar