Cistus Monspeliensis

La especie Cistus monspeliensis o jaguarzo negro o común, es una planta silvestre de la familia de las cistáceas.

Es nativa del sur de Europa y del norte de África, un arbusto típico de las diversas asociaciones de matorrales de los bosques mediterráneos.


Descripción del Cistus monspeliensis


La planta Cistus monspeliensis tiene un tallo peludo, con una corteza marrón. Su porte inicialmente es erecto, y posteriormente pasa a ser decumbente y arbustivo. Es un arbusto de tacto viscoso y con un fuerte olor balsámico, que puede medir entre 30 y 120 cm de altura.

Las hojas del jaguarzo son lineales-lanceoladas, pegajosas al tacto, sésiles y de hasta 5 centímetros de longitud. Tienen el margen revolucionado, tomentosas y con un fuerte y agradable olor aromático. El envés es más peloso que el haz.

Las flores del Cistus tienen 5 pétalos de color blanco con una pequeña mancha amarilla en la base. Las flores son muy atractivas para las abejas y otros insectos, los cuales actúan como polinizadores. Florece en primavera.

flor planta jaguarzo
Detalle de la flor de la especie jaguarzo.

Los frutos del Cistus monspeliensis son una cápsula de forma ovoide, que contiene varias semillas.

El cistus tiene un ciclo vegetativo otoño-primavera, con una intensa actividad vegetativa en el periodo primaveral, que culmina con la floración en abril-mayo.

Las plantas establecidas son muy tolerantes a la sequía, y en verano pueden entrar en reposo vegetativo cuando existen prohibitivas condiciones de sequedad, reanudando su actividad sólo con las lluvias del otoño. Durante este descanso, estival el hábito se vuelve típicamente xerófilo, perdiendo buena parte del follaje. Por esta razón, la planta Cistus monspeliensis adquiere un tono gris-marrón en verano determinado por la coloración de la corteza.

Distribución y Hábitat del Cistus monspeliensis

El Cistus suele ocupar zonas de matorral entre encinares, pinares, y alcornocales, en las laderas cálidas del monte bajo. Se adapta bien a las condiciones pedológicas difíciles, vegetando en suelos arenosos, estériles, toscos y con poca materia orgánica.

Por otro lado, esta planta requiere un clima cálido y sin heladas contundentes. El género no es muy resistente fuera de las regiones más suaves de la zona templada, siendo esta capaz de tolerar temperaturas invernales que bajan ocasionalmente de los -8 ° C, siempre que el suelo esté bastante seco.

Cubre fácilmente las zonas afectadas por los incendios, porque las semillas tienen la capacidad de resistir altas temperaturas, lo que permite al Cistus monspeliensis una rápida colonización de la zona.

planta Cistus monspeliensis
Detalle de la planta Cistus monspeliensis.

Se distribuye principalmente por la cuenca mediterránea occidental Portugal, España, Marruecos, Francia, Italia, Malta, Argelia, Túnez, Croacia, Serbia, Albania, Grecia y Chipre.

La planta ha sido señalada en otros lugares como especie introducida, y consta en California como especie invasora.

Propagación del Cistus monspeliensis

La propagación de esta especie se realiza tanto por semillas como por esqueje.


Siembre las semillas en superficie a fines del invierno en invernadero, estas germinan en 1 – 4 semanas a 20 ° C.

Es más probable que las semillas en la naturaleza germinen después de un incendio forestal, por lo que podría valer la pena darles un tratamiento térmico a las semillas, colocando una pequeña cantidad de material inflamable de combustión rápida encima y luego dejándolas arder durante quizás 20 segundos.

Trasplante las plántulas tan pronto como sean lo suficientemente grandes para manipularlas en macetas individuales. Cultívelas en el invernadero durante su primer invierno y trasplántelas en la primavera siguiente o principios del verano, después de las últimas heladas esperadas.

Si optamos por los esquejes estos deben ser de madera blanda a medio madura, de 8 cm de largo con un talón o en un nudo, de principios a finales del verano. Las raíces se forman en 3 semanas con un alto porcentaje de éxito.

arbusto Cistus monspeliensis
Imagen del arbusto cistus.

Usos y propiedades del Cistus monspeliensis

Del Cistus monspeliensis (así como de Cistus ladanifer y Cistus creticus) se extrae una resina llamada ladano, que es muy importante en perfumería, donde se utiliza sobre todo como fijador.

Un extracto de la planta se utiliza en preparaciones cosméticas como ingrediente enmascarante.

El Cistus es una importante planta colonizadora de zonas montañosas degradadas, ya que representa uno de los últimos baluartes antes de la desertización, impidiendo la erosión de los suelos en pendiente arrasados por los incendios.

La utilización doméstica, por el contrario, se limita a la leña, útil sobre todo para el encendido.

Al igual que otras plantas fuertemente aromáticas, la Cistus monspeliensis es rechazada como alimento por los animales.

En las islas Canarias se usa para ahumar el queso, dándole a este un sabor característico y preservándolo del deterioro.

El Cistus monspeliensis se cultiva también como planta ornamental, pero debemos tener en cuenta que a esta especie no le gusta la poda o la alteración de las raíces. Las plantas pueden cultivarse en macetas y luego trasplantarse a sus posiciones finales mientras aún son pequeñas. Es particularmente adecuado para cultivar en jardines de rocas y macetas, combinando bien cuando se planta con otros arbustos mediterráneos como el romero y la lavanda.

Cistus monspeliensis
Rama de la especie jaguarzo.

Propiedades medicinales del Cistus monspeliensis

La investigación ha demostrado que las especies de Cistus contienen una gran cantidad de compuestos medicinalmente activos como terpenoides (incluidos diterpenos, diterpenos de tipo labdano y clerodanos); fenilpropanoides (incluidos flavonoides y elagitaninos); varios grupos de alcaloides; y otros tipos de metabolitos secundarios.
Se ha llevado a cabo una investigación considerable sobre las propiedades de estos compuestos; los siguientes son algunos que se aplican a esta especie:

La resina, el ladano, secretada por los tricomas glandulares de esta especie, contiene una serie de fitoquímicos con propiedades antioxidantes, antibacterianas, antifúngicas y anticancerígenas. propiedades.

Se demostró que los extractos de hojas orgánicos y acuosos de Cistus monspeliensis, que crecen naturalmente en Marruecos y Túnez, tienen propiedades antimicrobianas y antifúngicas que son principalmente activas contra Staphylococcus aureus, Enterococcus hirae y Pseudomonas aeruginosa y la levadura Candita glabrata.

Los extractos de flores de Cistus monspeliensis fueron activos contra especies de bacterias grampositivas del género Staphylococcus y tuvieron importantes efectos inhibidores del crecimiento sobre Staphylococcus epidermis.

Un diterpeno cisclerodano aislado en grandes cantidades y caracterizado a partir de Cistus monspeliensis fue muy activo contra especies de Staphylococci y tuvo una actividad cuatro veces mayor que el diterpeno sclareol de tipo labdano.

Las preparaciones de extractos acuosos de Cistus monspeliensis pudieron generar fuertes actividades antioxidantes de una manera dependiente de la dosis, utilizando varios métodos de eliminación de radicales libres.

Entre todas las especies estudiadas, Cistus monspeliensis pareció tener la mayor actividad antioxidante.

Si este post ha sido de tu agrado puedes echar un vistazo a:

propiedades aesculus hippocastanum

Propiedades Aesculus hippocastanum

El Castaño de Indias y todos sus usos y beneficios ...
hipérico ansiedad

Hipérico propiedades planta

La planta Hypericum perforatum, un remedio natural contra la ansiedad y la depresión ...
calendula beneficios

Planta caléndula propiedades

La Caléndula officinalis una planta con múltiples propiedades, sobre todo para la piel ...