La planta del mimbre

La planta del mimbre, sauce mimbre o mimbrera común es una especie conocida científicamente como Salix, que pertenece a la familia de las Salicáceas. Existen numerosas variedades entre las que destaca el Salix viminalis.

Descripción de la planta del mimbre

Es un árbol o arbusto de tamaño medio, que puede alcanzar más de 10 metros de altura en su estado salvaje.

Los ejemplares cultivados se podan todos los años para recolectar sus largas y finas ramas. Por lo tanto es raro que superen los 3 metros de altura, lo que dificultaría su recolección.

Si no se podan las ramas se van engrosando y pierden su flexibilidad. Como lo que interesa de este árbol son sus ramas del año, largas, delgadas y flexibles, se suelen podar a un metro del suelo. Quedando así un tronco grueso principal del que cada año surgen y se recolectan los tallos flexibles.

Como una imagen vale más que mil palabras, fíjate en la siguiente instantánea para hacerte una idea del aspecto de este árbol.

mimbrera
Imagen del árbol del mimbre brotando después de la poda.

En el caso de las imágenes de este artículo, las plantas se han dejado crecer y forman pequeños arboles o arbustos. En las plantaciones comerciales, las varas de mimbre se cortan casi al ras del suelo.

¿Cuál es la historia de la mimbrera?

El hombre ha cultivado y usado mimbre durante siglos. Con la madera de este árbol se vienen elaborando desde muy antiguo multitud de trabajos de cestería.

Prueba de ello son la multitud de relatos y vestigios históricos que han llegado hasta nuestros días:

Uso del mimbre en la antiguedad

Mismamente en la biblia se relata como Moisés es rescatado de las aguas del río Nilo flotando en una cuna de mimbre.

Los restos de artilugios fabricados con Salix viminalis más antiguos que se conservan, son unos sarcófagos de mimbre. Los cuales se localizaron en la extinta ciudad mesopotámica de “Ur” en la desembocadura del río Éufrates y que datan de más de 5000 años de antigüedad.

En la época romana cronistas como “Columella” y “Plinio” dejan constancia escrita sobre el cultivo y los usos de la planta del mimbre.

Los romanos fueron unos auténticos promotores de esta especie, desarrollando criterios para su cultivo y cierta selección de las variedades más apreciadas por sus características.

La elaboración de diversos tipos de cestas y contenedores fabricados con mimbre, jugó junto a las vasijas de barro, un papel importantísimo en el desarrollo del comercio de esta época.

En siglos posteriores se siguen desarrollando los trabajos de cestería, también utilizando otras plantas como por ejemplo la espadaña o enea.

El mimbre en el siglo XX

A comienzos del siglo XX su cultivo experimenta un notable desarrollo en los países europeos, destinándose grandes áreas a sus plantaciones. Por ejemplo se estima que en Francia existían en 1909 más 100.000 hectáreas dedicadas a su cultivo.

A partir de la década de los 50 del pasado siglo, su uso decae con la llegada al mercado de productos sintéticos derivados del petróleo.

En la actualidad su cultivo ha descendido mucho, pero debido a su ligereza y robustez, aún se siguen fabricando cestos y muebles de mimbre entre otros utensilios.

La variedad más usada es Salix x Helix L. o “Sauce americano”, producto de la hibridación entre el Salix viminalis y el Salix purpurea.

flor sauce mimbre
Imagen de la flor de la mimbrera.

¿Cómo es el hábitat y cultivo de la planta del mimbre?

En los años 60 había en España cerca de 4000 hectáreas dedicadas a su cultivo, que producían más de 40000 toneladas de mimbre.

En el año 2008 quedaban en España poco más de 700 hectáreas dedicadas a su cultivo, que produjeron cerca de 13000 toneladas de mimbre.

A día de hoy las mayores plantaciones de mimbre en España se encuentran en Castilla la mancha, en zonas de vega baja o regadío.

Los ejemplares de las fotos se encuentran el noroeste de España, en la comarca del Bierzo.

Existen numerosas variedades dentro del género Salix, aunque las más apreciadas por sus características para fabricar objetos son:

Salix viminalis L. (mimbrera blanca), Salix Triandria L.(mimbrera negra), y Salix Eleagnos (sauce gris) para cestería fina.

Para objetos más bastos se usaba S. Triandria L., S. Fragilis L. (mimbrera frágil) y S. Alba L. (sauce blanco).

Puede resultar difícil distinguirlas entre sí, ya que además han hibridado entre ellas dando lugar a nuevas variedades:

El Sauce americano o Salix x Helix, es un cruce entre S. viminalis y S. Purpurea (mimbrera roja).

El Salix Mollisima que es el híbrido entre el S. Triandria y S. Viminalis.

Y el Salix Rubens, que es el cruce entre el S. Fragilis y el S. Alba.

La planta del mimbre que puede verse afectada por heladas tardías fuertes. Las cuales secan los extremos de las ramas y provocan brotes laterales.

¿Cómo se reproduce la mimbrera?

Existen diferentes métodos para la multiplicación del género Salix, siendo el más usado la propagación mediante estacas.

El grosor de dichas estaquillas varia entre 3-7 milímetros dependiendo de la variedad de Salix escogida.

Teniendo en cuenta que las estacas más finas suelen tener mayor número de yemas, se eligen estas por sus mayores posibilidades de salir adelante. También debemos observar que la época adecuada para este propósito es al principio de la primavera, de mediados de marzo a mediados de abril.

La longitud apropiada de las estacas para la multiplicación del Salix, se encuentra entre 25-30 centímetros.

Debemos enterrar las estaquillas casi por completo, dejando tan solo un par de centímetros fuera del sustrato. Después de plantar es conveniente regar ligeramente el terreno.

A las estacas se le debe practicar un corte limpio y liso, mejor con cuchillo bien afilado que con tijeras, para evitar el aplastamiento.

Elegiremos un sustrato rico en materia orgánica y con buena humedad. Situándose en terreno llano y separando las estacas al menos entre 15 o 20 centímetros entre sí y 70 u 80 centímetros entre hileras.

Recolección del mimbre

El mimbre se recolecta una vez al año durante el invierno, cuando se han caído las hojas del árbol.

Se buscan las ramas de madera joven, preferiblemente no ramificadas y con buena flexibilidad y torsión.

Las varas de cada planta se agrupan en atados que se realizan con varas del propio mimbre.

Posteriormente según sea su destino y variedad, las varas de mimbre pueden someterse a varios procesos como cocción, descortezado, decoloración, secado

Al final de todos o algunos de estos procesos, las varas de mimbre se almacenan quedando listas para la elaboración de diversos objetos de cestería.

Plagas que afectan a la mimbrera

Las diferentes especies de mimbreras pueden verse afectadas por varias plagas como:

El taladro (Cryptorrhynchus lapathi L.), el devorador de yemas (Sparganothis pil/eriana), el salivazo (Aphrophora salicina) y la galeruca del mimbre, (Galerucella lineola).

¿Qué propiedades y usos tiene la planta del mimbre y para qué sirve?

El principal uso de este arbusto como ya se ha comentado, es la elaboración de diversos trabajos de cestería como muebles y diversos recipientes para almacenar o transportar objetos. Con el mimbre se elaboran mesas, sillas y recipientes de todo tipo.

cestas planta mimbre
Diferentes tipos de cestas elaboradas con mimbre.

Es curioso ver como los globos aerostáticos a pesar de evolucionar en muchos sentidos, nunca han abandonado la resistencia y ligereza del mimbre en sus canastas.

Según la variedad de Salix usada y el tratamiento que reciben sus varas, podemos distinguir diversos tipos de mimbre:

Mimbre pelado o descortezado

Una vez recolectado el mimbre para darle un aspecto más fino, se mete en recipientes con agua para promover su flexibilidad y mediante peladores manuales o mecanizados se le va quitando la corteza.

En algunos casos se somete a las varas de mimbre a un tratamiento con azufre, para darle un tono más blanquecino.

Mimbre sin pelar

Este mimbre con corteza es el que tradicionalmente se usa como recipiente en labores de recolección agrícolas.

El acabado de los utensilios fabricados con este tipo de mimbre es más basto, aunque el mimbre conserva su flexibilidad durante más tiempo.

Si yo he podido hacerlo, tú también puedes.

Mira como me ha quedado mi primera aproximación a la cestería. Sé que o me ha quedado perfecto, sin embargo también sé que la maestría de la técnica se adquiere con la práctica.

Cestas de mimbre caseras
Cesta casera de mimbre sin pelar.

Mimbre Buff

Después de recolectar y secar las varas de mimbre, este se somete a un proceso de hervido, cuyo fin es eliminar posteriormente la corteza con facilidad.

La cocción le aporta el clásico color rojizo, que vemos en muchos objetos fabricados con mimbre.

En este video puedes hacerte una idea del proceso de preparación de las varas de mimbre.


Si te ha gustado el post sobre la planta del mimbre, quizás estés interesado en:

La planta onagra

La planta de la que sale el famoso aceite de onagra.

La Acacia dealbata

Un elegante árbol para decorar y aromatizar tu jardín.

Agua benditera

Una planta silvestre con una flor bellísima.

Por favor, Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

error: Content is protected !!