Cómo usar las plantas medicinales

¿Quieres saber cómo debes usar las plantas medicinales?.

Antes debes pararte a pensar que es lo que quieres hacer con ellas, qué aplicación vas a darle y donde las piensas a usar.

Aunque antes, quizás te interese conocer la historia de las plantas medicinales desde sus orígenes.

A continuación te describo los diferentes métodos de preparación de las plantas medicinales y sus aplicaciones más usuales. Aunque a veces, simplemente basta con ingerir la planta directamente, sea esta fresca o seca.

Diferentes métodos para usar tus plantas medicinales.

Si echas la planta en agua hirviendo, muchos principios activos hidrosolubles pasan de la planta al agua. Pero no todos.

Si echas la planta en agua fría y calientas el agua. Las sustancias hidrosolubles irán pasando de la planta al agua. Cuando el agua comienza a hervir, la mayoría de estas sustancias ya estarán en el agua. Si hierves durante media hora, en la planta apenas queda nada.

También debes considerar, que muchas sustancias como las vitaminas, se destruyen con el incremento de la temperatura. Así dependiendo de qué cantidad y que sustancia te interese extraer de la planta, te decantaras por uno u otro de los siguiente métodos:

Aceites esenciales
Como hacer aceite esencial


Cómo usar tus plantas medicinales y obtener sus Aceites

El aceite se obtiene habitualmente, tras triturar o prensar las semillas o frutos de ciertas plantas.

A veces este aceite es tan escaso, que se tiene que obtener mediante destilación Estos procesos suelen conllevar un rendimiento muy bajo, lo que habitualmente incrementa mucho su precio.

Dependiendo del tipo de aceite, se puede usar de forma cutánea en forma de masajes o friegas o también se puede consumir vía oral directamente o diluido en otro líquido, depende del tipo.

Otra forma de conseguir tus aceites, llamada maceración en aceite, consiste en sumergir las hierbas en un aceite de cocina común, como el de oliva, girasol, etc. Dejándolo macerar unos 10 días antes de su uso, para que las esencias de la planta pasen al aceite. Esta forma de aromatizar el aceite, además de su posible uso medicinal, lo hace delicioso en el aliño de ensaladas. Algunas marcas lo comercializan así actualmente.

Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Agua de hierbas

Consiste en sumergir durante un periodo de tiempo tus hierbas en agua, para que determinadas sustancias de estas, se disuelvan en el agua.

Lo debes utilizar en casos en los que te interesan sustancias que el calor deteriora, como muchas vitaminas.

El agua la puedes calentar ligeramente, para hacer el proceso más rápido. Pues hasta los 40ºC todos los compuestos de las plantas se mantienen intactos.

Como preparas las plantas medicinales
Como hacer agua de hierbas


Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Baños con tus hierbas

Los baños consisten en sumergirse en un recipiente con agua, al que previamente se le ha añadido el líquido resultante de alguna decocción. Se usa habitualmente para beneficiarse de efectos emolientes, tónicos y sedantes entre otros.

El baño de asiento es una variante en la que debes sumergir solamente los genitales y el ano. Se utiliza a menudo para tratar problemas como las hemorroides.

Se le llama pediluvio, cuando el baño el aplicado solamente a los pies.


Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Cataplasmas

La cataplasma es una especie de pasta, obtenida mediante la mezcla de la planta triturada, y aveces harina y agua. La debes aplicar de forma cutánea con ayuda de gasas o vendas, sobre la zona afectada y durante un cierto tiempo. Se usa comúnmente, para aliviar los síntomas de traumatismos, contusiones y dolores articulares entre otros.

Champús de hierbas medicinales

El champú de hierbas medicinales consiste en añadir el extracto de alguna planta a una solución jabonosa. Lo debes usar aplicándolo sobre el cuero cabelludo, para solucionar problemas como seborreas, caspa y la caída del cabello.

Cigarrillos de plantas medicinales

Consiste en picar y enrollar la picadura de determinadas hierbas para fumarlas. Suelen ser plantas con beneficios para el sistema respiratorio.

Cremas de hierbas medicinales

Las cremas consisten en la emulsión de los principios activos de plantas (obtenidos mediante tinturas, infusiones, decocciones o aceites), en un medio graso como puede ser la cera de abeja. Se utiliza masajeando la piel, para que la crema se absorba.


Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Decocciones

La decocción algunas veces se llama cocimiento y consiste en sumergir la planta elegida en agua fría. Acto seguido se le aplica calor (a fuego lento), hasta llevar el agua ebullición. Se deja hervir durante cierto tiempo y luego se deja reposar y se filtra para acabar el proceso. Cuanto más tiempo mantengas en ebullición el agua, más concentrada será la solución, debido a la evaporación del agua.


Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Emplastos

El emplasto es una sustancia espesa y pegajosa, que proviene de una mezcla de plantas con base resinosa y grasa. La debes utilizar de forma cutánea, en la zona afectada. El emplasto se aplica habitualmente sobre una gasa o venda para sujetarlo sobre la zona afectada.

Gargarismos de hierbas medicinales

Consiste en hacer enjuagues bucales con líquidos a base de extractos de plantas obtenidos mediante infusión o decocción. Se usan habitualmente en afecciones de garganta.

Como usar plantas medicinales
Como preparar una infusion


Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Infusiones

La infusión consiste en que el agua al que le has añadido la planta no llegue a hervir, pero si debe estar muy caliente.

La puedes hacer de dos formas distintas:

Pones agua a calentar, cuando esta llega a ebullición le añades las hierbas y la retiras del fuego. La debes dejar reposar tapada unos minutos para que las esencias de la planta pasen al agua.

El otro método es que eches las hierbas en una taza, a la que debes añadir agua hirviendo. Dejándola también reposar tapada unos minutos.

Jabones

El jabón es similar al champú, pero se utiliza aplicado sobre la piel, para obtener efectos tonificantes, emolientes etc.

Jarabes

El jarabe parte de una infusión o decocción de alguna planta, a la que se le añade gran cantidad de azúcar.

Jugos

El jugo consiste en obtener el extracto líquido de una planta, mediante la trituración, prensado y filtrado de la misma.

Linimentos

El linimento es un líquido espeso, cuya composición suele ser alcohólica y oleaginosa. Lo debes utilizar frotando con él la piel, para aliviar dolores o inflamaciones.

Lociónes

La loción es una preparación líquida destinado para dar fricciones o masajes. Suele usarse para hacer lavados en zonas afectadas generalmente irritadas, en la piel o el cabello.

Maceraciones

La maceración consiste en sumergir la planta deseada en un líquido (aceite, agua, vino, vinagre u otros) durante un tiempo determinado, a la temperatura ambiente y agitando de vez en cuando.


Cómo usar tus plantas medicinales y hacer Tinturas

Las tinturas se preparan con alcohol, que tiene la capacidad de extraer los principios activos de las plantas y además conservar el extracto resultante.

Método básico de elaboración de una tintura

El método casero más empleado consiste en macerar la planta en alcohol etílico, de determinada graduación y luego puede realizarse un prensado. También puedes hacer un licuado con licuadora, para obtener el zumo de la planta y luego mezclarlo con el alcohol.

El alcohol etílico de esta graduación destinado a la ingesta se consigue en farmacias. Debes tener cuidado, no se trata del alcohol desnaturalizado, que se utiliza como desinfectante. Ya que a este se le añaden aditivos de sabor desagradable, para que no sea usado como bebida.

Para realizar tinturas de plantas resinosas, como por ejemplo el eucalipto, son apropiadas graduaciones de 70º a 80º.

En otras plantas con menos resina como la albahaca o el orégano, se utilizan alcoholes de 60º a 70º.

Si tienes de alcohol de 96º, puedes mezclarlo con agua destilada para obtener la graduación deseada, atendiendo a las proporciones de la tabla siguiente:

La proporción entre alcohol y planta suele ser de un litro por cada 100 gr de hojas secas o 250 gr de hojas frescas. Hay que tener en cuenta que si se emplean hojas frescas la graduación de la tintura se reduce en unos 15-20 grados.

Tisanas

La tisana es una infusión pero que solo está destinada a la bebida.


Si te ha gustado el post sobre las formas de usar las plantas quizás estés interesado en:

planta arum maculatum

Propiedades arum maculatum

Una planta llamativa, pero tóxica ...
Leer Más
uva espina propiedades

La uva espina

Una fruta deliciosa, pero cuidado con sus pinchos ...
Leer Más
propiedades clematis vitalba

Propiedades Clematis Vitalba

¿Porque le llaman la hierba de los mendigos? ...
Leer Más
Por favor, Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

error: Content is protected !!